Síguenos en nuestras redes

Vida y Estilo

“Échale ganitas” y otros mitos sobre el suicidio

Publicado hace

el

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México durante el 2016 ocurrieron 6 mil 291 muertes por lesiones autoinfligidas intencionalmente (suicidios), es decir, unos 17 diarios; el 81.3% de ellos (5 mil 116) fueron cometidos por hombres.

El suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años en México…

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), reveló que los estados con la tasa de suicidios más altas son Chihuahua (11.4), Yucatán (10.2), Aguascalientes (9.6), Campeche (9.1) y Colima (8.5). Estas cifras son alarmantes, pues indican una gran crisis de atención a la salud mental en nuestro país. 

El Inegi también arrojó que 8 de cada 10 suicidios son realizados por varones, y en relación con lo edad son los jóvenes de entre 20 y 24 años quienes de manera más frecuente se suicidan; entre los motivos se encuentran: problemas familiares, relaciones de pareja, depresión, ansiedad, abuso de sustancias y otras más.

Existen varios avisos o focos “rojos” que pueden alertarnos cuando una persona tiene la intención de cometer suicidio: 

  • Si la persona presenta fantasías o ideas de muerte, es de máxima necesidad acudir con psicólogo y de ser necesario un psiquiatra. 
  • Si la idea suicida prevalece o si ya existe un plan para realizarlo, es importante y urgente, internar en un hospital psiquiátrico para evaluar y tratar al paciente de cerca. 
  • Ante un intento suicida, tras la intervención médica urgente, es necesario dar continuidad a una supervisión psicológica y psiquiátrica, así como una óptima contención y guía familiar.

El suicidio es un serio problema de salud en el mundo y debería de ser importante para cualquier gobierno tratarlo como tal; por desgracia, el escarnio, la burla y los estigmas referentes al suicidio y sus causas no siempre son tratadas con respeto, y mucho menos, con seriedad. Así que vamos a dejarte un recordatorio de lo que debes y NO hacer cuando te encuentres con una persona que se sienta deprimida y con intenciones de cometer suicidio: 

Hablar acerca del suicidio

Muchos creen que quienes hablan acerca de quitarse la vida, en realidad no lo harán, pero esto es totalmente falso. Cuando alguien habla acerca de este tema, hay que tomarlo muy en serio, muchas veces, lo hace para pedir ayuda. No lo juzgues. 

“Échale ganitas” 

Es lo peor –en serio– lo peor que puedes decirle a alguien que intento privarse de la vida. Nadie sabe los motivos reales que orillaron a esa persona para tomar una decisión tan extrema. No es una cuestión de actitud, ni mucho menos de voluntad. El sufrimiento que vive una persona que quiere suicidarse o lo ha intentado, requiere atención profesional y una red de apoyo cercana. 

Los que se suicidan están locos

No es verdad, las enfermedades y trastornos mentales son totalmente tratables. Dejemos de creer que quienes viven con medicación o una enfermedad o trastorno mental diagnosticado, son personas que siempre están mal y por lo tanto, locas. 

Estamos a salvo: no se mató 

Mucho ojo, que alguien haya intentado sin éxito suicidarse y ya no hable de ello, no implica que la idea saliera de su cabeza. Es importante que acuda con un profesional para recibir ayuda. 

Quien se suicida quiere acabar con su vida

Es importante entender que la persona que intenta suicidarse no quiere terminar con su vida, sino con su sufrimiento, por esta razón hay que hacerle saber que existen otras maneras para resolver sus problemas, ser cercanos y empíricos puede ayudar a la persona a hablar de lo que le ocurre. 

Pero sí estaba feliz

Una persona que quiere terminar con su vida puede mostrarse muy serena e incluso feliz antes de llevar a cabo su última acción y esto es, porque, en apariencia, ya encontró una solución a sus problemas. 

Quien intenta suicidarse o lo logra, es cobarde y no merecía vivir

Procura no juzgar a las personas, recuerda que la depresión es un mal severo que puede atacar a cualquiera, necesita diagnóstico y tratamiento. Quienes viven pensando en el suicidio son personas que sufren y no saben cómo encontrar respuestas. 

Es importante que las personas que se encuentran deprimidas se rodeen de un círculo cercano de personas de confianza, quienes lo motiven y alienten a buscar ayuda profesional. Si sientes que no puedes con tus problemas, comunícaselo a los demás, busca ayuda. 

No lo dejes pasar:

Línea de Atención Psicológica UNAM: http://atencionpsicologicaadistanciaunam.com/contacto/

Voz ProSaludMental: http://www.vozprosaludmental.org.mx/

¿Qué te pareció?

Continuar leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Facebook

Anuncio
Anuncio

Populares