Síguenos en nuestras redes

Noticias

No vine por mi torta…vine por mi boing

Este 1 de julio la mítica consigna de la izquierda mexicana, “no vine por mi torta, vine por mis huevos”, se quedó ahogada en la garganta de los acarreados del presidente, que ni con el jugo del pato pascual fueron capaces de digerir.

Publicado hace

el

¡Nombre que alguien agarre a la 4T! Los cambios en nuestro país van muy rápido desde diciembre que llegó Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, y así lo demostró hoy con su maravilloso discurso llenó de datos y resultados (guiño😉, guiño😉); pero también lo demostró el hecho de que los acarreados al #AMLOFest no recibieron tortas y frutsis… ahora les dieron tortas y boing.

Así es, aunque no lo puedan creer todos los creyentes del nuevo régimen, varios medios reportaron la llegada de autobuses a los alrededores del zócalo de la capital, provenientes del Estado de México, Guerrero, Tlaxcala, Tabasco y Chiapas.

Y donde hay camiones ,hay acarreados, hay tortas, refrescos y mucho, mucho tufo al PRI. Solamente que  esta vez los gritos y porras no serían para Alfredo del Mazo o Enrique Peña Nieto, sino para el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La única diferencia entre los execrables eventos priístas, repletos de acarreados y el loable #AMLOFest, lleno de leales solovinos, fue que en lugar de frutsis repartieron boings de guayaba, mango, manzana y uva, para pasarse las tortas que los operadores políticos de Morena, y seguramente en el pasado del PRI, repartieron este lunes.

Así este 1 de julio la mítica consigna de la izquierda mexicana, “no vine por mi torta, vine por mis huevos”, después de años de genuina lucha, se quedo ahogada en la garganta de los acarreados del presidente, que ni con el jugo del pato pascual fueron capaces de digerir.

¿Qué te pareció?

Continuar leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Facebook

Anuncio
Anuncio

Populares