Publicidad M
Publicidad T
Publicidad DS
El Mundo
Que siempre no, Haíti no es "país de mierda"
12 de Enero de 2018
Publicidad M

 

ACTUALIZACIÓN 

Dick Durbin, senador demócrata que estuvo presente en la reunión con Trump, aseguró que el presidente estadounidense sí se refirió a los países africanos como “agujeros de mierda”. 

“El presidente comenzó a tuitear esta mañana negando haber usado esas palabras. No es cierto. Él dijo esas cosas llenas de odio y las dijo repetidamente”, declaró Durbin esta tarde a los medios estadounidenses.  

Contó también que le preguntó al presidente, “¿se da cuenta de cuán doloroso es ese término para tanta gente? Los afroamericanos creen haber emigrado encadenados a Estados Unidos”, a lo que Trump solo le respondió “Oh, esa es buena”. 

*****

Donald Trump negó haberse referido de forma negativa a los países africanos y aseguró que fue un "invento de los demócratas". 

“Nunca dije alguna cosa despectiva sobre los haitianos, más allá de decir que Haití es, obviamente, un país muy pobre y con muchos problemas. Nunca he dicho que los echen. Es un invento de los demócratas. Tengo una magnífica relación con los haitianos. Probablemente deba grabar mis próximas reuniones, desafortunadamente no hay confianza", escribió el presidente estadounidense en su cuenta de Twitter. 

 

 

De acuerdo con The Washington Post, durante una reunión privada para renegociar el programa que concede residencia legal a inmigrantes de Haití, El Salvador y otros países africanos, Trump respondió que no quiere gente de “países de mierda” en Estados Unidos a una propuesta que algunos legisladores le presentaron. 

"El lenguaje que utilicé en la reunión fue duro, pero no fue el lenguaje que utilicé. Lo que sí fue duro es la extravagante propuesta”, argumentó Trump. 

 

 

A esta polémica se suma que Trump canceló hoy su visita a Reino Unido para inaugurar la nueva embajada estadounidense en Londres y culpa de ello a Barack Obama. 

“El motivo por el que he cancelado mi viaje a Londres es que no estoy de acuerdo con que la Administración de Obama vendiera la que quizás sea la mejor embajada y mejor situada en Londres a cambio de 'cacahuetes', para construir una nueva en una mala localización por 1.200 millones de dólares. Un mal trato. Querían que yo cortara la cinta. ¡No!”, el presidente también en un tuit. 

Sin embargo, The Guardian, citando a fuentes gubernamentales, afirma que la verdadera razón es que Trump quiere evitar protestas en su contra, pues en enero de 2017 un millón y medio de personas firmaron una petición para que se cancelara la invitación a Trump.  

 


Escrito por: Gabriela Lugo
Publicidad ME
¿Qué te pareció?
2
0
0
0

 

 

Publicidad D

Artículos relacionados

Publicidad M
Publicidad T
Publicidad TE
Publicidad D
Publicidad D
Publicidad DE