Síguenos en nuestras redes

Política

¿Qué está pasando en las asambleas de Morena?

Publicado hace

el

En las últimas semanas ha llamado la atención en medios y sobretodo en redes sociales lo que está pasando en Morena y sus asambleas para elegir a los consejeros que participarían en el Congreso Nacional programado para los días 23 y 24 de noviembre para elegir a su vez, a la dirigencia nacional de ese partido, de acuerdo con sus estatutos.

Pero si ustedes hacen una búsqueda simple en buscadores o en  redes sociales lo que van a encontrar como común denominador es: violencia.

Y es que la lucha interna por el poder para tratar de sustituir a Yeidkcol Polevnsy como presidenta sustituta de ese organismo político se da al estilo de lo que sucedía con las tribus del PRD, de donde proviene la gran mayoría de sus fuerzas vivas, pero al parecer esas tribus se convirtieron en Maras.

Incluso el propio Mario Delgado, aspirante a la dirigencia nacional, diputado federal y líder de su bancada en San Lázaro se quedó fuera de la asamblea del distrito que le corresponde en Iztacalco (aunque vive en Miguel Hidalgo), porque al parecer se suspendió, lo que lo dejaría fuera de la contienda porque para aspirar a dirigir a Morena es indispensable ser delegado.

El meollo del asunto es la lucha descarnada por el poder, muy distante a lo que pregona su líder moral, fundador y presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, esto debido a que sólo se está permitiendo el acceso a aquellos militantes que se hayan afiliado hasta antes de 2017. 

Esto ha provocado insultos, enfrentamientos a golpes, robo de urnas y hasta balazos, como los que vimos este fin de semana en, Tultepec, Metepec y Coacalco, en el Estado de México; en Huejutla, Hidalgo; o en Manzanillo y Colima, en Colima. 

Por ello, dos de los tres aspirantes principales, Yeidckol y Delgado han estado impulsando la idea de que se opte porque la elección de la nueva dirigencia se lleve a cabo a través de una encuesta.

En tanto la otra aspirante, Bertha Elena Luján, (mamá de la Secretaria del Trabajo, María Luisa Alcalde), quien opera políticamente junto con Gabriel García, coordinador de los “Servidores de la Nación”, promotores de los programas sociales del presidente López Obrador, ha defendido el proceso tradicional de elección de delegados y argumenta que no hay padrones rasurados, como acusan Delgado y Yeidckol.

El punto clave está en que al dejar fuera a quienes se hayan afiliado más recientemente, es decir los de 2018 y 2019, excluyen a los chapulines que en su mayoría se unieron por conveniencia al partido a partir de una expectativa más real de un triunfo de López Obrador en 2018 y posterior a ello. 

Así es que ya veremos, de acuerdo con el método, a quién realmente apoya el presidente en la sucesión de su partido. Si de verdad los está dejando que se maten solos o la mano que mete la cuna quiere ir limpiando la casa o al menos dejar al margen de la toma de decisiones partidistas a los chapulines de ocasión.

Continuar leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Facebook

Anuncio
Anuncio

Populares