Síguenos en nuestras redes

Noticias

Las 5 prisiones más inmundas del planeta

Imagina que compartes el encierro en una celda hasta con 70 personas más. Nada lindo, ¿verdad? Pues es poco si lo comparamos con las prisiones más horribles del mundo.

Publicado hace

el

Oh, la libertad… eso que no valoras hasta que tu mamá te castiga por llevarte la revista PlayBoy de tu hermano mayor a la escuela. Ahora imagina que compartes el encierro en una celda hasta con 70 personas más. Nada lindo, ¿verdad? Pues es poco si lo comparamos con las prisiones más horribles del mundo. 

Y con eso de que están de moda los documentales de cárceles en Netflix, pues aquí te platicamos sobre las cinco peores prisiones en el mundo, para que ni creas que andar de “chico malo, chico malo” es tan pintoresco como en Orange is the New Black. 

La cárcel de San Pedro, en Lima, Perú

Prisión de San Pedro, en Lima, Perú donde tienen de todo, menos Derechos Humanos.

En las afueras de la capital, Lima, en San Juan Lurigancho, se encuentra esta prisión –así es, Perú no solo tiene a Laura Bozo, sino también una de las cárceles más terribles del mundo–. Y si tú creías que compartir tu depa con seis personas más era un agobio y sentías claustrofobia te aseguramos que no más que los 7.000 reclusos que conviven en un espacio diseñado para 2.500 personas. Y como buena prisión, no puede faltar la venta de drogas, las violaciones y un bonus: la tuberculosis.

La prisión de la Santé, en París

Prisión de La Santé en Francia

Sí, hasta el continente europeo y el primer mundo tiene sus puntos negros y este lugar, no es la excepción. Su mayor problema son las condiciones inhumanas en la que los reclusos viven, razón por la cual un ex médico del lugar publicó un libro narrando las atrocidades (toma eso Paty Chapoy), con una alza en suicidios y el pequeño detalle de que solo pueden salir de sus celdas cuatro horas al día.

Prisión de Bang Kwang, en Tailandia

Los presos de esta prisión viven encadenados gran parte del tiempo (como tú al recuerdo de tu ex), incluso cuando duermen. Este lugar se caracteriza por el bajo numero de guardias y una pésima infrestructura y a una baja cantidad de alimentos, motivo que obliga a los reclusos a enfrentarse en violentas peleas que, en su mayoría, terminan en homicidios.

Campo 22, en Corea del Norte

Hoeryong es un lugar es implacable y terrible, pues Amnistía Internacional ha denunciado que los presos son sometidos a torturas; como romper dentaduras a pisotones, aplastar y arrancar dedos con prensas, forzar abortos.

Sobrevivientes han reportado que los internos sirven como animales de laboratorio con armas biológicas. Un punto para el maravilloso y humano gobierno de Kim Jong-un. 

Cereso “Venustiano Carranza” en Tepic, México

Y para no perder la costumbre, nuestro país no podía quedarse atrás en este ocasión, con el Cereso peor calificado de nuestra nación. Aquí hay de todo, presos mezclados entre los más violentos, con lo menos violentos,  tienditas, puestos de comida, familiares que pueden entrar a diestra y siniestra, restaurantes (porque un mexicano puede perder la libertad, pero jamás el taco). Este “pueblito” como lo denominan los propios reclusos, abre de las 9 de la mañana, hasta las 5 de la tarde y no falta nada, hay lavanderos, mecánicos y puestos ambulantes. De lo único que carece, según el informe 2016 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, es de la capacidad para la reinserción social de los reclusos, pero no nos fijemos en detalles superficiales, que este Pueblito Mágico tiene de todo, hasta sus picones gratuitos.

¿Qué te pareció?

Continuar leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares