Síguenos en nuestras redes

Política

99% de incapacidad, 1% de madre

Publicado hace

el

Señor presidente su estrategia del 99% honestidad, no funciona y Veracruz es el mejor ejemplo de su error. Cuitláhuac García podrá ser un gran académico, un hombre honesto, salido del “pueblo bueno y sabio”, pero es incapaz de gobernar un estado como Veracruz y la incapacidad es corrupción.

El ataque a un centro nocturno de Coatzacoalcos ha demostrado que Cuitláhuac García es un incompetente, ya no para resolver el tema de la inseguridad en su estado, problema que sabemos lo rebasa por mucho, no es capaz siquiera de resolver los conflictos al interior de su gabinete de seguridad.

Por un capricho político, el fiscal Jorge Winckler no es un integrante permanente de la mesa de seguridad de su gabinete, porque Winckler Ortiz fungió como abogado de Miguel Ángel Yunes, quien a su vez lo propuso como fiscal para ocupar el cargo por nueve años. 

Pero la incapacidad de Cuitláhuac no es nueva, ni un fenómeno que iniciara desde hace 9 meses. Desde 2016 cuando compitió contra Yunes por el periodo de dos años, fue señalado por su falta de experiencia y aptitudes para manejar un estado como Veracruz.

Según datos del Grupo Interinstitucional de Seguridad del Gobierno federal, de diciembre de 2018 a agosto de 2019 los asesinatos subieron 55%.

Los feminicidios aumentaron 83% en los primeros siete meses de este año respecto del mismo periodo de 2018, mientras que los secuestros subieron 124 por ciento en el mismo periodo, según las cifras oficiales.

Pero no es el único fracaso de su concepción del 99% de honestidad, también se señaló la falta de capacidad de Claudia Sheinbaum para estar al frente de la cdmx, hoy atraviesa la ciudad una crisis de feminicidios que Sheinbaum quiere resolver con propuestas de corto alcance.

Jaime Bonilla en Baja California ha provocado una crisis al estado de derecho y a la misma democracia, extendiendo el periodo de gobierno por el que fue elegido, y por si fuera poco lo acusan de cumplir este despropósito comprando voluntades en el congreso local.

En otros casos como el de Manuel Bartlett, ni siquiera el 99% de honestidad se cumple, señalado recientemente por poseer un patrimonio de 800 millones de pesos que no corresponde con las posiciones que declaró a la Secretaría de la Función Pública.

Fue Manuel Bartlett quien provocó la crisis con las empresas de los gasoductos, crisis que derivó en un contrato más “leonino” que el anterior, a pesar de la maroma con la que anunciaron este acuerdo. 

Señor presidente, si su deseo aún es pasar a la historia como el mejor político de este país, es momento de que apriete las tuercas a sus “niños” preferidos, como Cuitláhuac; de lo contrario no sólo su memoria está en riesgo, su Cuarta Transformación pende de un hilo.

¿Qué te pareció?

Continuar leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Facebook

Anuncio
Anuncio

Populares