Síguenos en nuestras redes

Noticias

La Biblioteca Vasconcelos, otra víctima de la austeridad

‘La región más transparente’ hoy se quedó sin su oasis cultural, la Biblioteca Vasconcelos se convirtió en un páramo deshabitado y se suma a la lista de ‘las batallas en el desierto’ que la 4T está dando en pos de la austeridad.

Publicado hace

el

Hace 13 años surgió del asfalto de la avenida Insurgentes, del bullicio del  eje vial 1 norte, entre la antigua estación de trenes Buenavista y el tianguis del Chopo, un oasis de literatura, música, cine y arquitectura, la Biblioteca José Vasconcelos; que hoy anunció indefinidamente el cierre de sus instalaciones y la cancelación de todas sus actividades culturales. 

La Vasconcelos se levanta frente a esas calles por las que ‘José Trigo’ caminaba cargando un pequeño ataúd blanco de madera, seguido por una mujer embarazada que cortaba girasoles, en la novela de Fernando del Paso, obra imprescindible de la literatura mexicana que muchos usuarios pudimos leer gracias a los servicios de la biblioteca.

A partir de este viernes y hasta nuevo aviso, nadie podrá levantar de los estantes de la Biblioteca, ni a ‘José Trigo’, ni ‘Noticias del imperio’, ni ‘Palinuro de México’, ni ninguna otra novela de Del Paso, o de los miles de autores que custodiaba la Vasconcelos.

Así lo anunció la administración de la biblioteca en un tuit frío, sin detalles, sin empatía por sus usuarios.

Apenas el 12 de junio el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC), bloqueó la Biblioteca Vasconcelos, el Museo Nacional de Culturas Populares y las unidades regionales de la Dirección de Culturas Populares de la Secretaría de Cultura, en demanda del cumplimiento del aumento salarial prometido por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La primera señal de poca salud de la Biblioteca Vasconcelos, la conocimos a través de la columna Crimen y Castigo de El Universal, que en enero aseguraba que Max Arriaga, director general de bibliotecas de la 4T, había pedido al ex director de la Vasconcelos, Daniel Goldin, que desocupará su oficina y bajara un escritorio al sótano de la biblioteca para que ahí trabajara. 

Este trato poco profesional, habría sido la razón por la que Goldin presentó su renuncia a la dirección de la Vasconcelos.

Según datos del Gobierno de la República, la Vasconcelos recibe a usuarios de la CDMX y el Estado de México, y su perfil no se podría calificar de ‘fifí’, ya que el 46% de sus usuarios llega en metro a sus instalaciones, el 27% en microbus y el 20% en metrobus.

El 53% de los visitantes son mujeres y 47% hombres; la edad del usuario va de los 12 y hasta más de 56 años; mientras que su nivel socioeconómico es medio.

‘La región más transparente’ hoy se quedó sin su oasis cultural, la Biblioteca Vasconcelos se convirtió en un páramo deshabitado y se suma a la lista de ‘las batallas en el desierto’ que la 4T está dando en pos de la austeridad. 

¿Qué te pareció?

Continuar leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Suscríbete a dDC

Facebook

Anuncio
Anuncio

Populares