Síguenos en nuestras redes

Política

Quieren saber qué tan loco está el presidente

Ya sé, poner este título está bien forzado, pero si lees la nota, te vamos a dar una explicación. Chairo amigo mío, disculpas adelantadas.

Publicado hace

el

Justo hoy se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental y como las casualidades no existen, pero las causalidades sí… en la conferencia mañanera se hizo del conocimiento público una solicitud de información para saber, básicamente, si el presidente López Obrador está loco o por lo menos muy drogado

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, según los neoliberales conservadores.

Tranquilo amigo tetra transformado, no es ataque, es descripción de los hechos. Resulta que en el ejercicio tan didáctico en que se ha convertido la conferencia mañanera del presidente, el Jefe del Ejecutivo dio a conocer una solicitud de información en la que se pide, tal cual, análisis toxicológicos de orina, constancia médica y constancia psiquiátrica

Bueno, con eso de que ya han salido varios liosos a molestar diciendo que si AMLO es nuestro  “El Bromas” a la mexicana, pues el presidente ha salido a callarle la boca a los conservadores que ante la derrocha política y moral anda muy “so serious”.

Por favor, paren esta locura… ya no vayan al cine les hace daño, amigos anar-conservas.

Y es que entiendan a los ‘conservas’ por favor;  como dice nuestro mandatario, la oposición está muy desesperada porque no comprende las nuevas formas de la 4T; ellos ven locura donde otros vemos genialidad

Por ejemplo, a los prianistas jamás se les habría ocurrido contrarrestar balazos con abrazos, tampoco les habría hecho sentido que la fórmula perfecta para el funcionario público sea “99% honestidad, 1% capacidad” y mucho menos habrían imaginado el poder de la palabra, ya sea para que las mamás le digan a sus hijos delincuentes que se porten bien o decir “fuchi guácala” para defenderse de los malandros. 

AMLO ante la falta de creatividad de parte del neoliberalismo para entender la causa y la solución para los graves problemas de desigualdad.

Pero dejando esos ejemplos de cerrazón opositora,  hay otro punto donde quizá los opositores sí están llegando muy lejos: el derecho a la información y los datos personales del presidente. 

Si bien, la condición física y mental del presidente sí es un tema de interés nacional, hay que aceptar que hasta parece una búsqueda obsesiva a la luz de la transparencia gubernamental y podría entenderse como un mal uso de una herramienta vital para la vida democrática en años recientes. 

Pero ojo, porque estas solicitudes intentan quebrantar uno de los pilares del derecho a la información: la protección de datos personales sensibles, entre ellos el estado de salud y otros datos biomédicos de López obrador.

Lo anterior es motivo suficiente para que las solicitudes no procedan y se queden en el vergonzoso intento por “pegarle al Tlatoani AMLO”.

Aunque el presidente haya dicho “ya no me pertenezco” al tomar protesta ¿Es necesario para los detractores  y críticos del régimen usar las requisiciones de información para encontrarle al presidente algo, casi sustituyendo con eso la capacidad de construir oposición a través de la acción política?

¿Para increpar y desacreditar es necesario buscar la descalificación hasta llegar a la locura? Se los dejo a consideración. 

*Chequen aquí el preguntas y respuestas en torno a los datos personales y su protección.

¿Qué te pareció?

Continuar leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Facebook

Anuncio
Anuncio

Populares